Sportium, Bet365 y Pokerstars elevan ingresos un 23%, hasta 13.800 millones

| 27 de noviembre de 2023
Vid Commercial

El juego online no para de crecer, cada vez con nuevos operadores, más casas de apuestas y más facilidades para apostar online. Cirsa, con marcas tan conocidas como Sportium; Bet365 y Flutter Entertainment, con filiales internacionales como Pokerstars, han elevado sus ingresos un 23% hasta situarlos en 13.811 millones de euros en 2022. Además, el beneficio neto de las tres casas de apuestas ha ascendido hasta los 5.278 millones, un 14,6% que el año anterior.

La casa de apuestas que más ha elevado sus ingresos ha sido Cirsa. La compañía ha logrado superar su cifra de negocio y situarla en 1.741 millones, un 56% más. Además, ha saneado sus cuentas y ha abandonado las pérdidas de 151 millones que tuvo en 2021 para cerrar el 2022 con un resultado neto de 56,6 millones. A nivel nacional, y según las últimas cuentas publicadas en el Registro Mercantil, Sportium presentaba unas pérdidas de 1,3 millones, a pesar de lograr unos ingresos de 62,4 millones. En sus cuentas, Cirsa considera que son "el operador número uno de máquinas tragaperras y de apuestas deportivas en España. De hecho, tenemos previsto reforzar nuestra cartera de máquinas". La casa de apuestas tiene 40 salas de bingo en España, siendo líderes en el mercado; seis casinos y 33.094 máquinas tragaperras.

Le sigue de cerca Flutter Entertainment. La empresa, más conocida por su filial Pokerstars, ha pasado de tener unos ingresos de 6.895 millones en 2021 a cerrar el año pasado con una cifra de 8.788 millones. En concreto, un 27,5% en solo un año. Este crecimiento ha venido acompasado de un alza de los beneficios. Así, el año pasado la casa de apuestas logró un resultado neto de 5.173 millones frente a los 4.311 millones del 2021.

Y, por último, estaría Bet365. La marca inglesa tiene una cifra de negocio de 3.282 millones, lo que supone apenas un alza del 2% en comparación con 2021. Todo lo contrario ocurre con el beneficio, ya que cae un 89% en solo un año, hasta situarse en 49 millones. En las últimas cuentas publicadas por la compañía explican que su objetivo es "impulsar el crecimiento rentable en Italia, gracias a la adquisición de Sisal hemos logrado una cuota de mercado del 21%; en España, Georgia y Armenia".
Otras casas de apuestas

Además de estas tres casas de apuestas, hay otras dos con gran peso en el sector. Corporate 888, con filiales tan reconocidas como William Hill, abandonó los números rojos y cerró el 2022 con un beneficio de 193,3 millones. Sin embargo, la compañía redujo sus ingresos, pasando de 1.424 millones en 2021 hasta 1.417 millones en el último ejercicio fiscal. "Tenemos el foco en mercados como Italia, España y Reino Unido. Aunque estamos pendientes de los posibles cambios si se aprueba el Real Decreto sobre juego responsable, porque supondría la implementación de nuevos requisitos y nuevas políticas", alega el grupo en sus cuentas anuales.

Con un descenso todavía mayor está Super Group. La compañía tiene marcas tan conocidas como Betway y cerró el 2022 con unos ingresos de 1.292 millones y un resultado neto de 182,3 millones, un 2,1% y un 22,7% menos respectivamente. La casa de apuesta explica que este retroceso se debe a que "la publicidad de juegos y apuestas quedó relegada a horario nocturno en 2021. Esto ha tenido un impacto adverso en nuestra capacidad para crecer" en el mercado español. A lo que agregan que "esperamos seguir creciendo en nuestro negocio en España mediante canales de comercialización alternativos".
En España

En España hay cerca de 80 operadores con licencia, según los últimos datos publicados por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ). Un dato que ha ido creciendo en los últimos años, además, el juego online ha batido récord de crecimiento y todo apunta a que este año superará, por primera vez, los 1.000 millones de facturación, después de haber cerrado el año pasado con 963 millones.
El sector tiene una hoja de ruta muy marcada y claramente ascendente, donde cada vez va ganando más relevancia y terreno, pues en Internet ya se pueden realizar cualquier tipo de apuestas, desde jugar al bingo a estar en una máquina tragaperras.

De hecho, según el Anuario del Juego en España de 2022 elaborado por Consejo Empresarial del Juego (Cejuego), el juego online ya representaba el 8,7% de lo ingresado por el juego real, 9.285 millones. Cada vez son más las cuentas activadas. De hecho, el segundo trimestre, según datos de Consumo, había 1,1 millones, un 11,4% más en tasa interanual. Esto está relacionado con el surgimiento de más páginas web donde poder jugar, de este modo, la media mensual de cuentas que se crean asciende ya un total de 102.804, algo que se explica con el auge de jugadores nuevos. eleconomista

IPS banner