Zitrogames
Carfama

Así cayó el peligroso clan de alucineros de salones de Madrid

| 24 de noviembre de 2023
Vid Commercial

La Policía Nacional ha desarticulado una banda de aluniceros que cometió numerosos robos en bares, restaurantes y casas de apuestas de la Comunidad de Madrid. Los cuatro miembros fueron detenidos tras una complicada persecución policial. Entre los detenidos está Daniel G. F., uno de los hermanos de el Rafita, conocido por asesinar a Sandra Palo en 2003 siendo menor de edad.

También fueron arrestados un veterano piloto apodado Michael y un individuo que se jactaba de ser "el mejor macero de Madrid", según han detallado fuentes del Grupo XXI de Robos de la Policía Nacional.

La investigación se inició el pasado mes de agosto cuando se detectaron varios robos en restaurantes y cafeterías de distintos puntos de la Comunidad de Madrid por el mismo modus operandi.

Los aluniceros viajaban a bordo de un Renault Megane deportivo de 280 caballos de potencia, capaz de dejar atrás a cualquiera en manos del conductor adecuado. "No tienen carné pero conducen muy bien", detalla el inspector a cargo del operativo. Michael, además, es un veterano con muchas huidas a sus espaldas y capaz de mantener la cabeza fría frente a una docena de coches patrulla.

Los detenidos reventaban la puerta de los establecimientos con mazas. En pocos minutos se apoderaban de la recaudación de las máquinas de juego y de las cajas registradoras. Acto seguido huían rápidamente del local y se iban a otro. Se les imputan diez robos con fuerza y el robo de una furgoneta, llegando a cometer varios hechos en una misma noche con apenas minutos de diferencia.

Avanzada la labor policial, los investigadores hallaron un patrón y constataron que en apenas 24 horas llegaron a cometer seis robos en distintos restaurantes de la Comunidad de Madrid. Incluso en una ocasión, con apenas 30 minutos de diferencia, asaltaron tres bares recorriendo la Comunidad de norte a sur.

Asimismo reventaron dos casas de apuesta Codere, en las calles Pedro Laborde (distrito de Puente de Vallecas) y la Avenida de Monforte de Lemos (Fuencarral- El Pardo). "Saben que en una casa de apuestas la ruleta siempre va a tener unos 10.000 euros", explican los investigadores.
Se cruzan Madrid "en pocos minutos"

Durante la investigación, los efectivos del citado grupo pudieron comprobar cómo estos individuos adoptaban numerosas medidas de seguridad para evitar ser arrestados. "Esta gente se va especializando".

Durante sus salidas, mientras unos cometían los robos, otros vigilaban el entorno con extintores en mano para vaciarlos en caso de detectar la presencia policial y poder escapar del lugar rápidamente. Inmediatamente después, ocultaban el vehículo en un garaje del distrito madrileño de Villa de Vallecas para evitar cualquier investigación sobre el mismo.

Una vez se logró la identificación de los cuatro, se les detuvo el pasado mes de octubre. Pasaron a disposición judicial como presuntos responsables de diez robos con fuerza, el robo de una furgoneta así como un delito de lesiones, ya que incluso trataron de embestir a un vehículo policial. Además, incautaron el vehículo en cuyo interior ocultaban las mazas y otras herramientas que utilizaban en los hechos delictivos.

La dificultad de esta investigación era principalmente localizar a los individuos, todos ellos, de etnia gitana. "No tienen casas a su nombre, ni coches, ni cuentas bancarias", detallan las fuentes policiales. "Tampoco estaban juntos más que para cometer golpes".

Asimismo, su modus operandi de robo relámpago hacía difícil seguirles la pista. "Si uno roba en Usera y a los 10 minutos se ha cruzado Madrid, despista mucho. Todos los efectivos policiales se van a Usera en ese momento". Finalmente, tras dos meses de investigación, estos ladrones han caído, de nuevo. Todos ellos habían pasado previamente por la cárcel, al menos, de forma preventiva.  elespañol

IPS banner