Zitrogames
Carfama

Eurodreams: el nuevo juego por el que Hacienda también cobrará, pero no afectará a la declaración de la renta

| 14 de noviembre de 2023
Vid Commercial

Sueldo para toda la vida. Fue el eslogan con el que se lanzó el ya tradicional Sueldo Nescafé por el que sus compradores pueden entrar en un sorteo del que si resulta ganador recibirá la cantidad de 2.000 euros todos los meses durante toda su vida. La Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado (SELAE) no ha querido quedarse atrás y en conjunto con otros países europeos lanza Eurodreams, cuyo primer sorteo se celebró el 6 de noviembre. Hacienda también se llevará un pellizco, pero no hará que cambien los ingresos y por lo tanto el tramo del IRPF en el que tributar.

Con sorteos cada lunes y jueves, con un coste de 2,5 euros el boleto y un premio muy tentador SELAE lanza este nuevo sorteo en "su compromiso por potenciar su catálogo de juegos e incorporar nuevos productos", según aseguró la entidad pública en una nota de prensa. Este nuevo juego trata de elegir "6 números del 1 al 40 y un sueño de una tabla del 1 al 5 dígitos" continúa el escrito.

Esta combinación acertada permitirá a que algún residente de España, Austria, Bélgica, Francia, Irlanda, Luxemburgo, Portugal y Suiza reciba 20.000 euros al mes durante 360 mensualidades, es decir, durante 30 años. En la segunda categoría el acertante optará a 2.000 euros al mes durante 5 años; en la tercera el premio será de 120 euros; en la cuarta de 42; en la quinta de 5; y, finalmente, en la sexta la devolución del coste de la apuesta, o sea, 2,50 euros.

Sin embargo, nos interesan los dos primeros, ya que superan el umbral de los 40.000 euros de premio que quedan exentos de impuestos, según recoge la disposición adicional trigésimo tercera de la ley de IRPF que regula este tipo de retribuciones. Aunque, al ser una entrega en diferido esta cuestión puede plantear dudas.

Por un lado, ésta en su segundo punto dicta que "los premios cuyo importe íntegro sea superior a 40.000 euros se someterán a tributación respecto de la parte del mismo que exceda de dicho importe", que viene a decir que a aquellos premios que superen la cantidad mencionada estarán sujetos a este gravamen especial sobre la cantidad a recibir menos los 40.000 euros exentos. Hasta aquí todo bien, pues los premios en la primera y segunda categoría, sumando la cantidad que se entregará cada mes, la supera con creces.

Sin embargo, en el apartado quinto se recoge que "el gravamen especial se devengará en el momento en que se satisfaga o abone el premio obtenido". Es decir, se extraerá esta parte cada mes que se reciba la cantidad, pero esta cantidad en ninguna de las categorías supera el umbral mencionado de los 40.000 euros -en la primera son 20.000 y en la segunda 2.000-. Entonces, ¿están exentos estos premios del impuesto especial del 20%? Siento decirles que sí.

Desde SELAE y preguntados por EL MUNDO aseguran que "el pago del premio se efectuará por una entidad financiera autorizada, la cual recibirá en el momento de validación del premio el importe neto a pagar al ganador una vez descontada la retención correspondiente". Para más tarde confirmar que en la primera categoría la mensualidad a recibir durante 30 años será de 20.000 euros brutos, pero 16.022,2 euros netos, mientras que en la segunda será de 1.733,4 euros al mes después de impuestos.

Para ser concretos el cálculo sería el siguiente. El importe íntegro -insumo de todas las mensualidades a percibir- en la primera categoría sería de 7.200.000 -20.000 multiplicado por 30 mensualidades-. A esta cantidad hay que restarle los 40.000 euros exentos de impuestos, que vendrían a ser 7.160.000 euros sobre los que recaería el 20%. Dicha proporción resulta en que el agraciado tendrá que pagar 1.432.000 euros de su premio íntegro en impuestos, es decir, Hacienda se llevará casi un millón y medio. Si se divide esta cantidad para las 360 mensualidades que incluye el premio, sería casi 4.000 euros a pagar por el civil y a recibir por el ente público. Si a esto le restamos la cantidad bruta a percibir cada mes -20.000-, se queda en 16.022,2 euros. Si se hacen las mismas operaciones pero cambiando por las cantidades del segundo premio, la mensualidad neta quedaría en 1.733,4 euros.

No obstante, cabe destacar que este aumento en los ingresos mensuales del agraciado no supondrán ningún cambio en su Declaración de la Renta, es decir, la Agencia Tributaria no los va a tener en cuenta para fijar el tramo del IRPF en el que tributar, puesto que no se trata de un aumento patrimonial.

Y es que estos impuestos, aunque también se consideren IRPF, son considerados gravámenes especiales que quedan tributadso por adelantado cuando se recibe cada mes por parte de la entidad bancaria.

Pero no se preocupe, usted no tendrá que hacer nada, puesto que el banco encargado por la SELAE que le entregué el importe ya lo hará después de impuestos, es decir, las cuentas las hacen ellos. elmundo

IPS banner