El salto final de las casas de apuestas, ahora también en la camiseta de Boca

| 3 de julio de 2023
Vid Commercial

Boca en el pecho de la camiseta y Racing en la parte superior de la espalda, arriba del número (Betsson). River en el frente y Lanús en la parte inferior de la espalda (Codere). Newells, Rosario Central (City Center), Vélez y Estudiantes de La Plata (bplay) también en el pecho. Ocho de los 28 clubes de la Liga Profesional –también patrocinada por bplay– ya tienen publicidad de las casas de apuestas en las camisetas (el 28%). Y el número puede seguir en alza, ya que la selección argentina, la Copa Argentina y la Primera Nacional cuentan con una casa de apuestas como «sponsor oficial» (BetWarrior). Con el juego online legalizado a fines de 2021 en la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires, la AFA –el fútbol argentino– no hizo más que recibir con los brazos abiertos a los dineros ávidos de la publicidad de las casas de apuestas, prohibida en las principales ligas de Europa –la última, la Premier League– por su correspondencia: el arreglo de partidos y la ludopatía, en especial entre los jóvenes. Las publicidades de Boca y River exponen hasta las necesidades de los grandes de la Argentina. Y más: una época de la industria del fútbol.

El jueves, Betsson «debutó» en un partido oficial de Boca, en el 4-0 a Monagas por la Copa Libertadores en la Bombonera –Conmebol firmó con Sportingbet y bwin–, aunque se había presentado en sociedad en el homenaje a Juan Román Riquelme. La publicidad de una casa de apuestas amplió las diferencias entre el vice de Boca y el presidente Jorge Ameal. «No estoy de acuerdo con el juego, con las empresas que podés jugar por el teléfono, las apuestas», había dicho Ameal en 2021. Después de un año con la camiseta «limpia», se impuso la propuesta de Riquelme y la voluntad de la mayoría de la comisión. La empresa sueca Betsson le pagará a Boca 7,5 millones de dólares por un año y medio de contrato (hasta diciembre de 2024). River había cerrado en agosto con la española Codere: 3,5 millones de dólares por año hasta 2025. La diferencia a favor de Boca sembró algún reparo de los socios de River para la dirigencia que encabeza Jorge Brito. En 2022, Codere registró pérdidas por 49 millones de dólares. A mediados de 2023, más allá de un ciberataque a principios de año, recortó el 21,5% de sus pérdidas en el primer trimestre (hasta 22,9 millones), a partir del desembarco en Argentina y México. En River aseguran que Codere cumplió con los pagos en tiempo y forma. Boca y River comparten la publicidad de DirecTV, debajo del número. Leer noticia completa en tiempoar

IPS banner