El incierto destino de Macao

| 8 de mayo de 2023
Vid Commercial
Macao, que antaño era el mayor centro neurálgico del juego del mundo, dista mucho de ser una apuesta segura. Los casinos están abiertos en el territorio, donde los ingresos brutos del juego se han recuperado hasta la mitad de los niveles anteriores a la pandemia, superando los 4.000 millones de dólares en el primer trimestre, pero hay poco consenso sobre lo que sucederá después. Las previsiones recientes más optimistas para los ingresos de las seis empresas operadoras en 2023 son casi el doble que las más pesimistas, según Refinitiv. La incertidumbre se ve agravada por las onerosas obligaciones que tienen que satisfacer las empresas para ayudar a Macao a reducir su dependencia del juego. Están derrochando en todo, desde toboganes de agua hasta spas. En los nuevos acuerdos de licencia se comprometen a invertir 13.000 millones de dólares en actividades no relacionadas con el juego y a conseguir más visitantes que no provengan del continente chino.
 
Sin embargo, no está claro que estas novedades sean positivas para los resultados de las empresas. Otra complicación es la grave escasez de mano de obra. Las atracciones y los hoteles operan con una capacidad limitada, y algunos ni siquiera pueden abrir. El popular espectáculo The House of Dancing Water de Melco Resort podría suspenderse hasta 2024. Leer noticia completa en elpais
IPS banner