Este es el motivo por el que el multimillonario Stefan Soloviev apuesta 3.000 millones por un casino en Manhattan

| 30 de enero de 2023
Vid Commercial

Uno de los mayores terratenientes de Estados Unidos está bloqueado en el terreno baldío de 6,5 acres que posee justo al sur de las Naciones Unidas en Nueva York. La torre de 42 pisos que construyó su padre proyecta una larga sombra desde el otro lado de la calle. Tras unos minutos de juguetear con la cerradura, Stefan Soloviev entra en una de las últimas grandes extensiones de terreno sin urbanizar de Manhattan.

Si Soloviev, de 47 años, se sale con la suya, podría alterar el horizonte de Nueva York como lo hizo su difunto padre, el magnate inmobiliario Sheldon Solow. Solow, hijo de un albañil que abandonó la universidad, amasó una fortuna de 4.400 millones de dólares en el sector inmobiliario construyendo un imperio de rascacielos y edificios residenciales, entre ellos el emblemático 9 West 57th Street. Soloviev -que utiliza la grafía original rusa del apellido familiar, en parte para distanciarse de su padre- creó su propio imperio de tierras de cultivo y ferrocarriles en Kansas y Colorado, y ahora vale más de 2.000 millones de dólares.

Ahora Soloviev ha vuelto a casa para intentar hacerse con uno de los premios más codiciados del país: una de las tres licencias de casinos de Nueva York que el estado concederá en breve a promotores con mucho dinero.

LEER ARTÍCULO COMPLETO EN FORBES

IPS banner