Los bancos se juegan la gestión de los 9.000 millones de las loterías del Estado

| 22 de diciembre de 2022
Vid Commercial

La Navidad ha empezado oficialmente con la llegada de los bombos, la tolva y el resto de materiales al Teatro Real de Madrid para el tradicional Sorteo Extraordinario de Navidad del 22 de diciembre. Pero en estas fechas también los bancos esperan su particular premio Gordo: la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado (Selae) dará a conocer de forma inminente qué entidades financieras podrán repartir los premios superiores a 2.000 euros en lotería. Si resultan escogidos en el pliego adjudicatario, estarán a cargo del reparto anual de más de 9.000 millones de euros del conjunto de todos los juegos pertenecientes a Loterías de Estado.

Cada dos años, el Consejo de Administración de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (Selae) publica una licitación para escoger a los bancos donde los ganadores puedan cobrar su premio. En la última convocatoria se adjudicaron los servicios de tesorería a nueve entidades financieras: Caixa Bank, BBVA, y a la Unión Temporal de Empresas (UTE) de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), conformada por Banco Sabadell, Abanca, Caja Sur Banco, Cajamar, Ibercaja, Kutxabank y Unicaja.

¿Y por qué le atrae a la banca repartir los premios de la lotería? A las entidades bancarias les interesa tener como clientes a la Administración General del Estado y a los loteros porque más adelante podrían captarles a nivel particular. En España existen actualmente 4.200 administraciones de lotería y más de 10.600 puntos de venta desplegados por toda la geografía nacional, según los últimos datos de la Agrupación Nacional de Asociaciones Provinciales de Administradores de Lotería (Anapal). Y otra de las razones, la más sencilla, es que “se puja para no quedar mal con el Estado”, afirman fuentes del sector.

La última licitación, correspondiente para el período comprendido entre febrero de 2023 y 2025, se publicó a mediados de noviembre de este año y el plazo para presentar candidaturas finalizó el 30 del mismo mes, con el objetivo de resolver la adjudicación en los próximos días. De hecho, fuentes del sector afirman que se trata de la segunda vez que se publica este contrato, ya que a las entidades financieras no les interesaban las condiciones de remuneración a las administraciones de lotería y solo se presentó un banco a la convocatoria. Además, en el pliego se especifica que Selae “podrá prorrogar el contrato unilateralmente por un período adicional de 12 meses”.

En total, una red de más de 16.000 oficinas bancarias de los bancos resultantes del concurso público prestan el servicio de tesorería de los distintos juegos de Loterías del Estado sin distinción de territorios. Los bancos deben cumplir nueve requisitos recogidos en el pliego, entre ellos contar con un cierto nivel de infraestructura bancaria. Por esta razón, explican fuentes del mercado, se suelen presentar entidades con un componente tecnológico consolidado.

Pese a la paralización de la lotería durante el estado de alarma por la pandemia, las ventas acumuladas anuales de juegos no han dejado de crecer. El Selae finalizó el 2021 con una venta total de 9.359 millones de euros, de los cuales 5.566 millones corresponden a los llamados “juegos pasivos”, es decir, a la Lotería Nacional y al Joker, mientras que en 2020 esta última cifra fue de 4.644 millones. Según afirma el presidente de Anapal, Borja Muñiz, en 2021 se vendieron 155 millones de décimos, unos 3.100 millones de euros.

Además de los ganadores de los premios, las administraciones de lotería y Hacienda se llevarán su parte. En el primer caso, según el contrato de servicios de gestión de punto de venta, cada administración de lotería gana un 4% por cada décimo vendido. Asimismo, según los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), la institución se queda con el 20% de aquellos premios de la Lotería que superen los 40.000 euros. Quienes consigan el premio Gordo, dotado de 400.000 euros cada décimo, recibirán 328.000 euros y se entregarán los 72.000 euros restantes a Hacienda. A los afortunados que logren el segundo premio de 125.000 por décimo se le descontarán 17.000 euros, mientras que los ganadores del tercer premio, de 50.000 euros por décimo, entregarán 17.000 euros a Hacienda.

Y eso no es todo. Desde el sindicato de los técnicos de Hacienda apuntan que este año, según sus cálculos, el ministerio podrá ganar 163,8 millones de euros en el próximo sorteo de la Lotería de Navidad si se reparten los tres primeros premios. Si se cumplen sus previsiones, Hacienda recaudaría 7,28 millones de euros más respecto al año pasado por la venta de 8 series más en 2022. epe

IPS banner