Análisis del anteproyecto de ley del juego de Perú

| 20 de junio de 2022
Vid Commercial

Desde hace poco menos de 1 mes, Roberto Sánchez, titular de Mincetur, afirmó que el Consejo de Ministros analizó y aprobó el anteproyecto de ley creado para que el juego y las apuestas virtuales sean regulados y ya no pertenezcan al sector informal de la economía. El propósito no implica solamente el percibimiento de ganancias de esta área, sino que mediante la ley también se protegerá a los usuarios y dará un marco regulatorio.

Aquí te contaremos la información más relevante y la opinión de un especialista en el tema, José Ruidías Rojas, que advierte acerca de los puntos positivos que puede tener y también sus contras.

El proyecto en detalle
El proyecto tiene el fin de gravar los ingresos netos que perciban todas las diferentes casas de apuestas cuyo negocio sea posible gracias al uso de internet. Este es un intento de emparejar a la virtualidad con la presencialidad, ya que se sumarán a los juegos de casino, slots y tragaperras que funcionan de forma física.  

Otro de los objetivos más importantes que tienen es el de proteger a la población a partir de controles varios, entre los cuales se restringirá el acceso a menores de 18 años y tratarán de evitar mediante todas las vías conductas adictivas como la ludopatía. También, otro propósito consiste en que el juego virtual no se convierta en un potencial lugar mediante el cual sea posible cometer delitos de alta gravedad, como el financiamiento del terrorismo, lavado de dinero, fraudes informáticos, etc.
Requisitos a cumplir por las casas

Como primera medida, toda empresa que planee dedicarse al sector de las apuestas de forma profesional tendrá que estar inscripto sí o sí en el Registro Único de Contribuyentes. Además de eso, para aumentar la transparencia será necesario que tengan un representante legal dentro de Perú, el dominio de la plataforma contenga la terminación .pe.

En el caso de que no se cumplan con estos requisitos indispensables, estará terminantemente prohibido que las casas efectúen contratos publicitarios o de patrocinio. Para obtener las autorizaciones y documentos correspondientes, el Mincetur se encarga de ello tanto para juegos y slots virtuales como para presenciales.  
Sanciones por incumplimiento

Las sanciones a afrontar pueden ser muy severas si la casa opera sin cumplir con lo marcado por el proyecto de ley. Entre ellas, se puede percibir una multa que oscile entre 1 UIT a 500 UIT’s, suspensión total de las actividades, cancelación permanente de las autorizaciones recibidas, y por supuesto la inhabilitación operativa.

¿De qué manera impactaría al mercado virtual?
El especialista en marketing, José Ruidías Rojas, marca con gran criterio que las potenciales regulaciones generarán indefectiblemente una contracción en lo que sería el mercado de las apuestas y casinos virtuales, pero que igualmente no suponen un riesgo alto para su correcto funcionamiento.  

Según sus palabras, “la creación de nuevos impuestos generará menor demanda y afectará negativamente al mercado ya que se complicará la posibilidad de ser un ofertante en este sector. No obstante, a mediano plazo terminará estabilizándose y dominará el mercado aquel que mejor se adapten al aspecto legal. Puede funcionar como un filtro para diferenciar a las mejores casas de apuestas virtuales”.
Advertencias

Este profesor de Pacífico Business School recalca que es necesario un análisis exhaustivo de parte del Congreso hacia la totalidad de la ley, con el fin de comprender hasta qué punto puede traerle beneficios al Estado sin que perjudique demasiado a esta industria que no deja de ser una fuente de trabajo de muchas familias.   

“Es correcto que las actividades lucrativas paguen sus respectivos impuestos, siempre y cuando las normas estén bien estudiadas para evitar que se generen efectos contraproducentes que afecten demasiado al negocio”.  

Competencia desleal
Según él, un factor a considerar es que la gran parte del movimiento económico generado por este mercado ya no se haga mediante empresas radicadas en Perú, sino que pasen a manos de marcas globales que no deban acatar las responsabilidades de las empresas locales.

En resumen, teme que se genere una competencia desleal porque “puede que las nacionales deban competir en desventaja ante casinos virtuales extranjeros que no paguen impuestos y ofrezcan mejores beneficios a sus usuarios”. infomercado

IPS banner