14/09/2017

Las estadísticas, al servicio de los jugadores de loterías: las herramientas de algunas webs para hacer más fácil ganar

En 2016, el margen de juego estimado supuso un total de 8.399,71 millones de euros, un 3,03% más que en el ejercicio anterior. De esa cifra, El 49,14% (o, lo que es lo mismo, 4.127,40 millones), correspondieron a los juegos de loterías. Es mucho dinero para llevarse a casa por apenas unos euros de inversión. Pero, ¿sabemos jugar realmente a los juegos de loterías? ¿Qué probabilidades tenemos de acertar al Euromillones o a la Primitiva usando simplemente el azar? ¿Sabemos siquiera que existen webs que nos pueden ayudar a ganar utilizando un método un poco más científico que el meramente aleatorio?

La Memoria Anual del Juego 2016, que edita la Dirección General de Ordenación del Juego, muestra cómo nos hallamos ante otro año de crecimiento del mercado de juego regulado y la consolidación del sector. Esto es así porque, en cifras, observamos cómo su dimensión supero? en 2016 los 8.399,71 millones de euros de margen de juego: esto es, los ingresos menos los premios repartidos. Fue un 3,03% superior a los datos del año anterior, mientras que la segmentación del margen por canal entre mercado presencial y online fue similar a la de años anteriores, presentando una división del 93,91% frente al 6,09%, respectivamente.

Según esta Memoria Anual, ese margen de juego en 2016 en todo el sector estuvo así repartido: el 49,14% corresponde a los juegos de loterías (4.127,40 millones de euros), el 29,99% a las máquinas “B” (2.519,20 millones de euros), el 7,63% a apuestas (640,74 millones de euros), el 6,98% a bingo (586,68 millones de euros), el 4,87% a casino (409,30 millones de euros) y el 1,39% a otros juegos (116,39 millones de euros).

Ahora bien, en el capítulo más específico de las loterías del Estado, según la Memoria Integrada 2016 de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE), en el apartado de “Nuestros juegos/ principales cifras de ventas de SELAE en juegos (M€)”, el total de ventas en ese mismo periodo fue de 8.808,7 y el total de premios fue de 5.632,6 sólo para las loterías estatales.

En definitiva, que esa enorme cifra de margen de beneficio se obtiene porque tanto las apuestas como el número de apostantes aumentan gradualmente en todos los sectores. Es decir, que muchos ciudadanos juegan para conseguir un buen pellizco en cada sorteo. O, lo que es lo mismo, que nadie juega a la lotería para que le toque sólo el reintegro: el objetivo de todo jugador es ganar el primer premio.

¿El uso de herramientas matemáticas frente al azar?

Ahora bien, a nadie se le escapa que las probabilidades de acertar determinada combinación de números son muy limitadas: se calculan dividiendo los casos favorables entre los probables. Por ejemplo, en la Lotería Nacional, habría un caso favorable (que nuestro número gane) entre 100.000 posibles (los números que entran en el sorteo), por lo que la probabilidad sería de 1 entre 100.000. Pero la cosa se complica aún más cuando para ganar han de darse otras dos condiciones: acertar el número y el reintegro, como en el premio especial de la Lotería Primitiva, o números y estrellas, como en el caso de Euromillones.

Así las cosas, ¿cuántas probabilidades hay de que nos toque, por ejemplo, la Primitiva? Son muy pocas, sobre todo si se juega aleatoriamente, confiando sólo en el azar. Por cada apuesta que uno haga a la Primitiva hay 1 oportunidad entre casi 140 millones. Esto es así porque el juego de la Primitiva consiste en acertar en primer lugar 6 números de entre 49, lo que supone un total de casi 14 millones de combinaciones. Pero, además, para acertar la Categoría Especial de la Primitiva también se debe acertar el reintegro (del 0 al 9). Así pues, por cada apuesta hay 1 oportunidad entre 139,8 millones de conseguir el premio especial.

¿Lo anterior quiere decir que no nos va a tocar nunca? No, y tal vez sea todo lo contrario, porque aunque sea remota, la probabilidad de ganar mucho dinero existe... y por eso aumentan los apostantes y las apuestas.

Es cierto que el conjunto de los jugadores sale perdiendo, pero mientras algunos lo pierden todo, otros pueden llevarse mucho. Y aquí es donde entra la estadística. Por ejemplo, ¿sabía que el mayor bote de la Primitiva repartido en España fue de 101.724.559,10 €? Pues se adjudicó el 15 de octubre de 2015 en Barcelona. Según las estadísticas, era difícil acertar, pero ese apostante acertó... y se hizo muy, pero que muy rico.

Se podría pensar que, cuánto más dinero se juega, más probabilidades hay de que toque. Pero eso “depende”. Y para que ese “depende” se reduzca se han creado algunas webs que sirven de inmejorable ayuda al apostante. Hay webs abiertas ya para informar sobre las casas de apuestas deportivas antes de colocar nuestro dinero, como ya ha informado Madridiario, pero también las hay muy especializadas en la Lotería Primitiva que brindan múltiples y utilísimas herramientas al apostante para que pueda realizar su apuesta con todo rigor.

Jugar con espíritu científico, sabiendo lo que se juega

La mayoría de los apostantes ceden ante la tentación de que la máquina expendedora nos dé un boleto con unos números aleatorios que esperamos que sean los de la suerte. Es el albur del puro azar... y casi nunca acierta. Pero han salido a la red algunas empresas que ofrecen herramientas gratuitas para que los apostantes tengan todas las estadísticas y números para tener más posibilidades de acertar. Por ejemplo, en el caso de la Primitiva, donde es posible obtener información sobre determinados aspectos del juego:

- Por ejemplo, Números de la Suerte. Si uno no se decanta por ningún número en particular y se le hace pesado tener que elegir sus números, ésta es su herramienta perfecta: se trata sólo de probar y obtener las combinaciones que más nos gusten.

- O la herramienta llamada Investigador de Números, con información variada en un solo vistazo: con su uso se puede descubrir cuándo salió por última vez un número, con qué frecuencia aparece y qué bote había cuando salió.

Ésas webs ofrecen también otro tipo de herramientas para facilitar una apuesta con conocimiento de causa. Por ejemplo, el Caliente y Frío, que muestra los números que han aparecido varias veces y cuáles no; o la denominada la Suma, que nos señala entre qué números suele oscilar la suma de los números de cada combinación ganadora; o los Números Amigos, con la que podemos escoger un número y verificar con qué otros números sale frecuentemente, o, en fin, las Parejas y Tríos más Comunes: ¿Qué parejas, o tríos, han salido más veces juntos? Y, naturalmente, la herramienta para saber si nuestros boletos han resultado agraciados en sus sorteos respectivos.

En fin, que se trata de poner la ciencia del lado del jugador.



Fuente: madridiario


RECORTES RELACIONADOS
Sector de Juego @2016