02/04/2012

El casino Eurovegas contará con una delegación en la Isla (Menorca)

Menorca contará con una delegación de la primera gran ciudad de juego de Europa, el espectacular proyecto denominado Eurovegas por el que pugnan en estos momentos Madrid y Barcelona. Michael Leven, uno de los máximos responsables de Las Vegas Sands, confirmó ayer que independientemente de cual sea la ubicación definitiva de Eurovegas, la Isla ha sido elegida para disponer de una especie de sucursal o delegación, en definitiva, un casino menor pero en toda regla vinculado al megaproyecto de la Península.

El Consell ha liderado las negociaciones para hacer realidad este proyecto, que ha recibido el OK de la compañía americana en cuanto se han producido los recientes cambios en la normativa urbanística balear y, como consecuencia, en el Plan Territorial Insular que facilitaran su implantación en la Isla. El conseller de Movilidad y Proyectos, Luis Alejandre, aprovechó su reciente viaje a Madrid con motivo de la reunión de la Comisión Mixta del Transporte Aéreo para ultimar el desembarco de Eurovegas en Menorca.

“El actual equipo de gobierno del Consell siempre se ha mostrado dispuesto a abrir la puerta a proyectos que puedan reactivar la economía insular. Además, contar en la Isla con un casino de la marca Eurovegas supondrá un aumento de la demanda en el transporte aéreo con la Península, lo que hará más atractiva para las compañías la opción de acogerse a la obligación de servicio público con Madrid”, dijo Alejandre.

La intención de Las Vegas Sands es disponer en la Isla de uno o varios espacios más reducidos que los que habitualmente maneja esta empresa en grandes ciudades. Serían unas instalaciones acordes con las dimensiones de la Isla, en las que se ofrecerían una selección de los juegos de azar más populares, como la ruleta, el black jack, el monopoly o las máquinas tragaperras. A través de internet, los jugadores podrían también participar en diversos juegos más complejos que tendrían lugar en la sede principal, ya sea Madrid o Barcelona. Además, se contaría con una oferta autóctona diferenciada, con partidas de truc. “La cultura es un atractivo turístico y un valor a difundir entre nuestros visitantes”, matizó Alejandre. Desde la Fundació Destí se está intentando además introducir torneos de bridge o similares, como un guiño al turismo británico, “que se debe consolidar”.

Jeju
La idea de llamar la atención de Las Vegas Sands surgió después de las reuniones que el presidente Santiago Tadeo mantuvo con la delegación de Jeju, con motivo del encuentro mantenido hace unas semanas en Maó para su designación como sedes de las Reservas de la Biosfera de Islas y Zonas Costeras. La chispa saltó cuando un representante de la isla coreana le preguntó al Director Insular de Comunicación, Gabi Moreno, donde podía ir a echar una partidilla de poker para relajarse tras la tensión de las duras jornadas de trabajo. La respuesta de Moreno fue negativa, y entonces fue cuando el coreano le explicó a los representantes del equipo de gobierno insular que  Jeju cuenta entre sus atractivos turísticos con numerosos casinos, una oferta que atrae a visitantes adinerados y de gran fidelidad con el destino “No entendió que aquí no hubiera más que el bingo de los jubilados”, afirma Alejandre. Cabe recordar que Menorca no cuenta con un establecimiento de estas características, tras el cierre de Casino Marítim por cuestiones relacionadas con el arrendamiento del local.

De inmediato, Santiago Tadeo y Luis Alejandre se pusieron en marcha para contactar con los representantes de Las Vegas Sands y ofrecerles la opción de Menorca como sucursal. Ambos se desplazaron, entre el máximo de los secretos, hasta Estados Unidos para llevar a buen puerto la operación. Se pagaron el viaje de su bolsillo como hizo el alcalde de Ciutadella con la feria de cruceros de Miami y para no excederse en las dietas tiraron de hamburguesas, “nos tenemos que sacrificar”. El desplazamiento no fue sencillo: Maó-Palma, Palma-Madrid cuatro horas después, Madrid-Nueva York y Nueva York-Las Vegas en autobús. “Alejandre, ponte en serio con lo del transporte aéreo que esto es una paliza”, comentó Tadeo a su compañero durante el viaje.

El acuerdo existe y es total. Ahora solo queda formalizarlo. El último fleco es que Las Vegas Sands se decida entre Barcelona o Madrid. El Consell valora la proximidad de Barcelona pero también el hecho que Madrid supondría un acicate para mejorar la conectividad aérea. Luego habría que presentar un proyecto concreto para Menorca, tramitarlo y llevarlo hacia adelante. No más de seis meses, “pasadas las fiestas lo tenemos resuelto”, indican desde el Consell.

 

 

Fuente: menorca.info
 


RECORTES RELACIONADOS
Sector de Juego @2016