José Antonio Martínez Sampedro, el hombre de los retos empresariales
El empresario, que ha sabido hacer de Codere la primera compañía española que cotiza en Bolsa y un Grupo Internacional extraordinariamente cualificado en cuanto a capital humano y oferta de servicios, ha contado con la capacidad de reflejos suficiente para anticiparse a maniobras y componendas.
José Antonio Martínez Sampedro, presidente hasta el día de hoy del Grupo CODERE, es un empresario bien equipado intelectualmente. Que no responde ni en sus acciones ni en sus pautas de comportamiento a los modos habituales del sector del juego. Un sector en el que durante los últimos años ha dosificado al máximo su presencia, huyendo de manera deliberada de cualquier foco sectorial. Inteligente, flemático, de maneras suaves y mensajes directos, nuestro hombre no suele perder los nervios ni en las situaciones más comprometidas. Es analítico por naturaleza, calcula muy bien sus jugadas y en función de ésos cálculos desarrolla una serie de estrategias que le han permitido salir indemne de situaciones empresariales y económicas muy comprometidas. En las que en ocasiones ha tenido que hacer cesiones o renunciar pero de las que ha resurgido cuando tenía muchos y difíciles factores en su contra. Hay que reconocerle en ése sentido una extraordinaria habilidad para sortear los trances más comprometidos.

No vamos a descubrir ahora que desde hace años los mentideros del juego, tan proclives al chismorreo y las verdades inventadas, anunciaban a dos por tres la caída de José Antonio Martínez Sampedro. Y no acertaron ni por casualidad porque el empresario, que ha sabido hacer de CODERE la primera compañía española que cotiza en Bolsa y un Grupo Internacional extraordinariamente cualificado en cuanto a capital humano y oferta de servicios, ha contado con la capacidad de reflejos suficiente para anticiparse a maniobras y componendas, de muy distinto fuste y en diferentes ámbitos, destinadas a erosionarle en lo empresarial o auparla de su puesto. Intentos que nunca cuajaron y que denotan el temple y el espíritu de supervivencia del personaje.

Hasta aquí las pinceladas referidas a la trayectoria empresarial de José Antonio Martínez Sampedro que a partir de hoy veremos porqué caminos discurre. Pero sin subestimar nunca los resultados que puedan derivarse de su dominio de la estrategia y su capacidad de reacción. Que presumimos no es poca.

Comentarios: 0. Leer/Enviar Comentarios

Enviar Noticia


NOTICIAS RELACIONADAS
Sector de Juego @2016